Archivo

Inesperadamente,
Como
un
destello.

Como
un 
corte.

Secretamente la mitad de mi aun espera.

Algunas veces lo añora,

Come más, escribe poco.

Se corta y es un secreto,

Trabaja más, lee poco.

Examina la herida,

Duerme más, habla poco.

¿Donde comienza? Aquí, aquí.

Teme más, llora poco.

¿Qué dolor guarda la sangre?

El hombre que saca la cabeza del agua,
es un pez que se asfixia.
El pez que mete la cabeza en el agua,
es un hombre y se ahoga.

El poeta escribe en la línea de agua,
                                      y se asfixia,
                                      y se ahoga.

 


Jorge Boccanera

Sucede
simple-
mente,
que no
tengo miedo
de morir
entre
pájaros,
y
árboles.

Javier Heraud